Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

domingo, 10 de diciembre de 2017

Series para estar en casa: Mad Men. Mindhunter. Big little lies. The handmaid's tale

Para despedir el año, cine, pero en la televisión de casa, o en el ordenador, cuatro series que me apetece hablar de ellas. Mindhunter, se estrenó este otoño y la temática me gusta. Big little lies y The handmaid's tale se estrenaron hace unos meses, los temas que tocan son muy actuales y siempre hay que tenerlos presente, y hablar de ellos, como son los maltratos psicológicos y físicos en la pareja (del hombre a la mujer, que quede claro) hasta erradicarlos de esta sociedad machista que hemos construido, por una parte, y los vientres de alquiler, por otra, de lo que estoy totalmente en contra y no será la última vez que hable de ello en el blog.
Mad Men, ha pasado a la historia de la televisión, al igual que Juegos de Tronos, de la que soy una loca fan, tanto, de la serie como de los libros, y sobre todo, del creador de su historia, George RR Martin, pero ésta la dejaré para otro momento, una vez que termine la serie, eso será dentro de un año, más o menos.

 Mindhunter

David Fincher; Asif Kapadia; Tobias Lindholm; Andrew Douglas
En octubre pasado la estrenó Netflix la primera temporada y acaba de prometer una segunda. Consta de 10 episodios. ¿Por qué me animé a verla?, sencillo, porque me prometieron asesinos en serie.

Si bien, mi imaginación volaba hacia sangre y vísceras por todas partes, nada de nada. Así que, a los miedicas, tranquilos, podéis verla sin problema. Pero, para mi es el gran fallo de la serie.

Trata de cómo se inició en el FBI la ciencia de los comportamientos. Esto es, la unidad que comienza a crear los perfiles de quién está detrás de asesinatos sin un motivo aparente. Así que, la próxima vez que veáis un capítulo de Mentes criminales (Criminal Minds), ya sabéis cómo fue el inicio de tanto listo, cuando nos sueltan después de ver una fotografía del cadáver de una joven de 15 años, por ejemplo, ha sido un hombre blanco entre 35 y 39 años, maltratado por sus padres y que pasó buena parte de su adolescencia en reformatorios, está casado, disfruta de una posición económica desahogada...😊

La serie se desarrolla por los años 70, con un personaje que te atrapa, Holden Ford (Jonathan Groff), ingenuo y curioso agente del FBI, que conoce a otro veterano agente, Bill Tench (Holt McCallany), uniéndose al grupo una doctora en psicología Wendy, Dra. Ann Wolbert Burgess (Anna Torv). También, personajes de relleno como son  la novia de Holden, Debbie Mitford (Hannah Gross) y la esposa de Bill, Nancy (Stacey Roca)

Durante los 10 episodios estos agentes hacen entrevistas, en las prisiones a lo largo de USA, a los asesinos en serie (secuenciales, los llaman al principio). A destacar Edmund Kemper (Cameron Britton), más conocido por el asesino de las colegialas. No olvides que los asesinos de los que hablan en la serie son verdaderos asesinos, y que está basada en el libro de John Douglas y Mark Olshaker, Mind Hunter: Inside the FBI's Elite Serial Crime Unit, que fueron auténticos agentes del FBI y que trata de su experiencia en la creación de los perfiles de este tipo de asesinos.

David Fincher dirige los dos primeros episodios y los dos últimos de la serie. Minhunter te atrapa desde el principio, luego se desinfla un poco, si bien, la evolución de los personajes te mantendrá pendiente hasta el final. Espero que en la segunda temporada haya un poco más de acción.
El verdadero Edmund Kemper
Edmund Emill Kemper III, condenado a cadena perpetua en una prisión de California. Su primer asesinato, su abuela y el último su madre, después se entregó a la policía, entre medias, hubo unos cuantos asesinatos más, para saber más, ver la serie.

Big little lies

David E. Kelly. Jean-Marc Vallée
Reese Witherspoon (Madeline), Nicole Kidman (Celeste), Shailene Woodley (Jane), Laura Dern (RenataZoë Kravitz (Bonnie), todas mujeres y las principales intérpretes de la serie. Hay hombres, todos ellos muy guapos y muy ricos. Porque, aparentemente, se trata de eso, gente rica guapa, americana y que viven en casas de ensueño. Donde el principal problema de ellas son sus hijos e hijas, su marido y su casa, siempre guapas. Pero como ello les proporciona mucho tiempo libre, se dedican a obras benéficas y a no perder de vista a las demás. La serie se basa en el libro del mismo título de Liane Moriarty, escritora australiana, mira por donde le ha llegado la fama internacional.

Evidentemente, ese resumen no es suficiente para mantener la atención de toda la serie, y ésta, no tendría recorrido y una segunda temporada sería imposible,  por ello, comienza con un asesinato y declaraciones de testigos. No se sabe quién es el muerto o la muerta y mucho menos quién es el asesino o asesina. La investigación policial continuará a lo largo de toda la serie y hasta el final no sabremos qué ha ocurrido 

¿Qué sucede a continuación?, una especie de flashback, sui generis, la vida cotidiana de estas mujeres y de sus familias. El personaje de Nicole Kidman (independiente de su actuación, que no es para tanto), es fundamental en lo que nos quieren contar, que es la violencia dentro del matrimonio y que en casa de los demás no sabemos qué está ocurriendo. De cómo consigue el marido (Alexander Skarsgård) poco a poco, destruirla psicológicamente y más tarde, darle auténticas palizas. Es su transformación, primero en asumir la situación y segundo tomar la decisión de abandonarle, ¿podrá?. No son solo mujeres sin recursos y sin estudios las maltratadas y asesinadas, en la alta sociedad ocurre exactamente igual. Nadie de su entorno sospecha nada, su vida es perfecta y envidiable.

El personaje de Reese Witherspoon, y si me hubiesen preguntado de cuál de las dos me gusta más para darle el Emmy, la elegiría antes que a su colega Nicole. El personaje que interpreta es de esos que se mete en todos los fregados, una especie de salvadora, tiene mucho tiempo libre y es amiga de sus amigas, lo cual significa, la guerra cuando atacan a una de sus ellas. Pero, para hacerla algo más interesante, tiene un secreto que iremos descubriendo poco a poco.

Bien, existen muchos otros personajes que tienen mayor o menor peso en la serie, pero, destaco a Laura Dern, Renata, excelente. El problema es que le han dado el papel de madre neurótica y ahí se quedó. No quiero cometer spoiler, pero las escenas de su marido (Jeffrey Nordling) en el bar, cuando fue a ver a Jane, no aportan nada, ya sabemos que los maridos "apoyan" a sus esposas, ¿quién se empeño en perder el tiempo de esta forma?

Por último, hay que hablar de la música, un complemento perfecto de las escenas, algunas letras coinciden con lo que está ocurriendo en la pantalla, un trabajo excepcional en su elección. Pero, fundamentalmente, la banda sonora de cabecera, Cold little heart de Michael Kiwanuka, gran cantante de soul británico


The handmaid's tale

Bruce Miller. Mike Barker. Reed Morano. Kate Dennis. Floria Sigismondi. Kari Skogland
De su protagonista, Elisabeth Moss, nos enamoraremos en Mad Men, es fantástica.
El mundo de el cuento de la criada fue creado por Margaret Atwood allá por el año 1984, cuando vivía en Berlin y aún existía el muro, publica su libro al año siguiente.

Tras unos supuestos ataques terroristas musulmanes, toma el poder un grupo político en USA que instaura una república llamada Gilead. Este grupo político instaura una dictadura eliminando los derechos individuales y sociales. Las mujeres pierden absolutamente sus derechos, cada una participará en la sociedad en función a la casta a la que pertenece. En un mundo de hombres y mujeres estériles, las criadas, elegidas en función a su fertilidad, serán las que tendrán los hijos de su comandante, vientres de alquiler a la fuerza. Las que se niegan y no obedecen serán castigadas duramente. Los hijos serán concebidos en lo que llamarán la ceremonia, que no era otra cosa que una violación.

Las diferencias entre el libro y la serie son bastantes, algo que ocurre en la página cien nos lo plantan en el primer episodio, o situaciones que en la serie nos lo muestra como puntos de inflexión, en el libro no existen, o la palabra violación, en la serie desde el minuto uno está presente algo que se resiste en el libro. Pero, el gran problema de la serie es que no explica al principio cómo se ha formado esa sociedad y algunas de las situaciones son poco creíbles y da un poco pereza.

De todas formas, la serie no está mal, es diferente, tiene escenas bastante buenas. En la segunda temporada espero que trabajen un poco con los actores hombres, qué desastre, no atrapan como lo hacen las mujeres, que todas están excelentes, sobre todo, la villana Tía Lydia, Ann Dowd, hace creíbles todas las tonterías que suelta por esa boca. 

Pero, si vas a leer el libro no la veas hasta que lo finalices. Margaret Atwood ha participado con el equipo de la serie asesorando y también hizo un cameo. Estupenda la música y la fotografía.

Mad Men

Matthew Weiner (Creator), Phil Abraham, Michael Uppendahl, Jennifer Getzinger, Matthew Weiner, Scott Hornbacher, Lesli Linka Glatter, Tim Hunter, John Slattery, Andrew Bernstein, Alan Taylor, Chris Manley, Jon Hamm, Ed Bianchi, Paul Feig, Barbet Schroeder, Daisy von Scherler Mayer, Lynn Shelton, Matt Shakman, Jared Harris
Bien, ahora comienza el verdadero espectáculo. La mejor serie de todos los tiempos. ¿Suena un poco exagerado?, añado, de mi mundo. No la vi el año de su estreno, que fue en 2007, ni siquiera al año siguiente. La vi a finales de 2015 cuando ya había terminado. 92 capítulos me metí entre pecho y espalda, no recuerdo los días que tardé en verla, pero esos días fui feliz. Al final, aplaudí, sí aplaudí porque terminó como no podía ser de otra forma, Don Draper había vuelto. Después me pregunté, ¿ahora qué?, ¿qué hago con mi vida si en Madison Avenue ya no hay nadie? y no tengo a Don

¿Cuál es la trama?, lo más sencillo sería decir que trata de la vida profesional y personal de quienes trabajan en una agencia de publicidad en Nueva York, en la Avenida Madison (de ahí el título de la serie, es un juego de palabras, MAD es un término acuñado en los 50 por los publicistas neoyorquinos, se llamaban así mismos, Mad, diminutivo de Madison -Avenida) y de la competencia que había en ese mundo, las puñaladas por la espalda estaban al orden del día.

En la serie tendremos misoginia, alcohol, tabaco, envidia, infelicidades, secretos, mentiras...., repito, misoginia, alcohol, tabaco, envidia, infelicidades, secretos, mentiras... La evolución de los personajes se hará de forma tan natural que pensaremos que estamos viendo por un agujerito la vida misma, una época que jamás volverá. Porque, además, seremos espectadores de acontecimientos históricos, llegamos a la luna, lloraremos con los asesinatos de Kennedy y Luther King, la guerra fría y la crisis de los misiles en cuba... y terminaremos con el movimiento hippy, veremos como transcurre una década, los 60, en USA. Pero todos estos acontecimientos aparecerán de forma natural en la vida de los protagonistas, está tan bien escrita, sus diálogos son excelentes. Si un capítulo fue bueno, el siguiente será mejor.

Don (Donald) Draper (Jon Hamm), arrastra un secreto que no sabremos de él hasta casi el final de la serie y tiene que ver con algo sucedido en la guerra de Corea. Draper nos atraerá como un imán a pesar de su alcoholismo, machismo, ser un fumador empedernido, será infiel a su esposa en todos los capítulos prácticamente..., pero nos atrapa su personalidad. Él es el alma máter de los 92 capítulos, querremos que esté siempre en pantalla. Qué magnetismo!

Además, lo bueno de la serie, es que tendremos la oportunidad de saber y ver cómo era la mujer en el entorno laboral y familiar de la época, cómo fue su evolución. Destaco los personajes de Peggy Olson (Elisabeth Moss), Joan Holloway (Christina Hendricks) y de la hija de Draper, Sally (Kiernan Shipka). Ha sido muy instructivo, la verdad.

Es superfluo que hable más de la serie porque no aporto nada, la perfección no necesita adornos. Ver a Draper perder su mirada a través de los ventanales de su oficina, siempre con un cigarrillo en la mano, es la imagen más poderosa de la televisión, porque nos transmite mafnígicamente que el sueño americano existe y de que Draper, Don Draper es el puto amo de la ciudad.

Bye!

domingo, 19 de noviembre de 2017

Rage (怒り Ikari 2016) - Lee Sang-il 李相日

Drama donde los haya. Hace casi un año que no publico, pero como sabéis, no se puede hacer de todo y aunque tengo muchos libros, viajes, películas e historias en general en la cabeza, no quiero que dejéis de ver esta película japonesa, es un dramón, para contrarrestar este tiempo de alegría navideña que se nos acerca

Actúan dos actores que están entre mis favoritos, uno es  Ken Watanabe (muy conocido en occidente por películas como El último Samurai, Memorias de una geisha, Cartas desde Iwo Jima, si bien, no son de mis favoritas, las cuales, por supuesto, son las japonesas, lo traje al blog con Memories of tomorrow; Unforgiven; la deliciosa Tampopo) guapo donde los haya, aunque ya esté un poco mayor y haga de padre (ley de vida), el otro actor (y más joven...) es Kinichi Matsuyama (Tokio Blues; Gantz)


Si no la hubiese alargado tanto el director, el film, tal vez hubiese arrasado en los premios de cine japoneses y en los festivales que visitó a lo largo del planeta, sin embargo, eso no impide para que estemos pendiente del final. Cuando tenga un ratito, pondré todo el reparto. Ken Watanabe estuvo en San Sebastián (me caía la baba) junto al director. A disfrutar

domingo, 11 de diciembre de 2016

Silencio 沈黙 - Shusaku Endo 遠藤 周作

Si os gusta la lectura de autores japoneses y, además, la novela histórica, leed a Shusaku Endo. Personalmente, he leído cuanto ha caído en mis manos, Silencio, 沈黙 ; El mar y el veneno 海と毒薬 (que ha sido publicada en España (2011) por una de las editoriales más majas que conozco, Ático de los libros); Samurai,..

Con la portada que os pongo, más o menos sabréis de qué va, de las perrerías que los japoneses hacían a los cristianos. Pero mira que eran sádicos. Es una lectura apasionante.

Otro aliciente para leer el libro, motivo principal de esta entrada, es que el próximo 5 de enero se estrenará en España la película que dirigió Martin Scorsese, por fin, ya creía que no iba a llegar. En esa fecha no podré ir al cine, porque estaré muy cerca de Japón, a conocer otros mundos, estoy preparando el viaje y estoy muy emocionada, un poco nerviosa, y con muchas cosas en la cabeza, vaya, como siempre que salgo por esos mundos de dios, nunca mejor dicho. Así que, esta entrada cortita, que tengo mucho que hacer, fundamentalmente, ver documentales, para conocer los pueblos que me voy a encontrar.

Así que, si os gusta leer antes la novela que ver la peli, es esta vuestra oportunidad. El libro en papel creo que en España está descatalogado, no sé si se podrá comprar por internet. Yo lo leí con el Kindle, pero, seguro que si buscáis por la red encontraréis algún enlace para descargar este libro apasionante que no podréis dejar de leer.

El autor, Shusaku Endo, nació em Tokio en 1923 y murió en 1996. Fue bautizado en el catolicismo cuando contaba 12 años. Decía que para que tuviese éxito en Japón el cristianismo, éste tendría que cambiar. No sucedió, pues, el porcentaje de cristanos en el sol naciente, debe ser como algo exótico, testimonial (ahora recuerdo, visité una iglesia en Tokio, la catedral, creo que no hice fotos, tengo que mirar). Endo fue nominado varias veces al Nobel, si se lo hubiesen dado, seguro que lo habríamos disfutado más y sus libros los encontaríamos en las librerías españolas. A disfrutar
Shusaku Endo

domingo, 6 de noviembre de 2016

Hillary vs Trump - Michael Kirk

Como soy tan buena analista política (o mejor) como algunos que salen por televisión y escriben en prensa, que en muchas ocasiones dan ganas de vomitar escuchándoles, hoy traigo un documental de 113', dirigido por Michael Kirk y, por supuesto, doy mi opinión sobre los candidatos.

Nos resume la plataforma de televisión que está pasando el documental de la siguiente forma: "Perfil biográfico de Donald Trump y Hillary Clinton, los candidatos para las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos. A través de docenas de entrevistas con las personas que mejor conocen a los candidatos (personas cercanas, amigos, periodistas especializados), se descubre cómo se han configurado estas dos personalidades tan diferentes; de dónde vienen, cómo han ascendido, qué cualidades de liderazgo tienen y al fin y al cabo cuál es la razón por la que optan a uno de los trabajos más difíciles y más influyentes del mundo: ser presidente de los Estados.
 

Al igual que en 2009 fueron muy interesantes las elecciones que dieron la presidencia a Barack Obama, por sus implicaciones raciales, sobre todo, las de 2016 no se quedan atrás. Hillary Clinton, si gana las elecciones, se convertirá en la primera mujer en ser la Jefa de todo, la que más manda. En USA, tal vez, continúen las reformas sociales de Obama, y tal vez, consiga de una vez por todas, por ejemplo, extender la asistencia sanitaria a toda la población, que intentó ya aprobar cuando su marido era Presidente, siendo ridiculizada y amenazada por ello. Si bien, la situación política internacional, las guerras que tenemos en marcha, continuarían. No cambia nada, donde tiran bombas, seguirán tirándolas. De la señora Clinton no se fían muchos americanos por ser la típica persona que cambia de opinión según le conviene

Pero si gana Donald Trump, qué pasará. Esta es la incógnita del mundo entero y que no me atrevo a lucubrar. Soy lo opuesto al racista y machista que este señor representa. No creo que termine con el hambre en el mundo ni con ninguna guerra, ¿o sí?, pero lo que sí es cierto, que el mundo se pondrá a temblar cada vez que este señor comience a dar órdenes. Nunca he conocido a nadie como él, es que no tiene filtros, suelta lo primero que le viene a la cabeza. Cómo será la cosa, que hasta importantes representantes del partido de los Republicanos, han dicho que no le apoyan. No hay partido político con Trump, el ideario político es él mismo, lo que más convenga a America, esto es, a él y a su amigos.

Tanto una como otro, apañados vamos. El día 8 saldremos de la duda.

Mi favorita, que no se presenta, es Michelle LaVaughn Robinson Obama.

domingo, 23 de octubre de 2016

The Handmaiden / Lady - 아가씨 (Agasshi) - Park Chan-Wook 박찬욱

Ir a ver una película de Park Chan-Wook es como si fuese a un santuario, con mucho respeto y esperando que la gran pantalla me muestre lo mejor que se puede hacer en el cine. No siempre se cumplieron mis deseos, pero pocas veces me defraudó el coreano.

The handmaiden, ha sido llevada a varios festivales de cine, como a Cannes y a Sitges, en este último, como no podía ser de otra forma, recibió el premio del público. En Cannes, no estuvieron a la altura, solo recibió un premio a la dirección artística.

Es preferible no hablar mucho sobre el argumento, pues, la sorpresa del espectador es importante. Se desarrolla en los años treinta en Corea en la zona ocupada por los japoneses. Aunque, el guión se basó en una novela de Sarah Waters ambientada en la Inglaterra victoriana.

La belleza de las imagenes, la sensibilidad de su rodaje y las idas y venidas del trío protagonista nos atrapará durante los 145 minutos de film. No tendremos los ríos de sangre a que nos tiene acostumbrados Park Chan-Wook, recordemos el magnífico trío, Sympathy for Mr. Vengeance (2002); Oldboy ((2003); Sympathy for Lady Vengeance (2005), pero esta The Handmaiden es enormemente entretenida, los giros dados, cuando parece que todo está resuelto, nos atrapará junto a la belleza de las imágenes, el decorado, sobre todo, las desarrolladas en la casa señorial de Corea. Además, las imágenes lésbicas, son fabulosas, la maestría de Park Chan-Wook rezuma por todas partes, ésta es una de las grandes películas de 2016.

Se estrenará en las pantallas españolas a principios de diciembre.

Reparto:
Kim Min-Hee
Kim Tae-Ri
Ha Jung-Woo
Cho Jin-Woong
Moon So-Ri
Kim Hae-Sook

 


Park Chan-Wook

lunes, 29 de febrero de 2016

Río negro 黒い河 (Black River) - Masaki Kobayashi 小林 正樹

 El 14 de febrero hubiese cumplido cien años Masaki Kobayashi 小林 正樹 (Kobaashi Masaki). Nació en Hokkaido (la isla más septentrional de Japón) en 1916 y falleció en Tokio el 4 de octubre de 1996, tenía ochenta años.

Estrena Río negro, 黒い河 (Kuroi kawa) en 1957. Anterior a sus obras maestras: la trilogía  La condición humana 人間の條件 (1959-1961): La condición humana I: no hay amor más grande (1959); La condición humana II: El camino a la eternidad (1959); La condición humana III: La plegaria del soldado 人間の條件 完結篇 (1961).

Un año después nos presenta una de las mejores películas de samuráis de todos los tiempos, y que no olvida la crítica social y la falta de humanidad de los poderosos, cuyo protagonista es también el inmenso Tatsuya Nakadai 仲代 達矢, Harakiri - 切腹 (seppuku), peliculón.

A continuación, en 1964, la bellísima  El más allá - Kwaidan - 怪談, que no es mejor, porque es imposible. Más tarde, Rebelión samurái,上意討ち 拝領妻始末 protagonizada por el genial Toshiro Mifune 三船 敏郎, éste también productor (Mifune Productions), y por la que su director obtiene en el Festival de Venecia el premio de la asociación de los críticos, de ésta y de las siguientes (y anteriores a la de 1957, hablaré en otro momento).
Río negro se desarrolla en las inmediaciones de una base militar norteamericana. Japón ya era un país independiente (la película se estrena en 1957), y los japoneses luchaban para conseguir una vida digna y próspera. El retrato que nos muestra Kobayashi es de, por una parte, unos compatriotas que trabajan y estudian para mejorar su vida, individual y colectivamente, pero por otra, a otros que no tienen la menor compasión por sus vecinos y aprovechan cualquier excusa para enriquecerse sin importarles qué ocurre con el que ha despojado de su casa, de su dinero...

Son tres los principales personajes, Joe, Shizuko y Nishida. Un trío amoroso que nos tendrá en vilo hasta el final. Nishida es un estudiante pobre que alquila una habitación en un edificio donde muy pocos de sus vecinos pueden pagar el alquiler. Nada más conocer a Shizuko se enamora de ella, que también tiene una habitación alquilada cerca de la suya; ella es una joven hermosa, trabajadora, que tiene la desgracia de que Joe se fije en ella. Éste es el jefe de una pandilla de delincuentes que simulan un asalto para que ella se deje seducir por él. Así que, ella se encuentra en medio de estos dos amores.
Ambiente opresor, mísero, donde prima y gana siempre el más fuerte, corrupción institucional con gran crítica social, Masaki Kobayashi, uno de los directores japoneses de la época más humanista, que siempre mostraba las injusticias de los poderosos y, evidentemente, reflejaba magistralmente como nadie, sus consecuencias. Además, la realización de su trabajo es tan virtuoso, que es imposible que no nos queden grabadas escenas de un gran lirismo. El juego que hace con la luz (cataratas de luz) y las sombras, colocando la cámara donde le plazca y obligándonos a no quitar la vista de la historia que nos está contando. Hasta un final lleno de tensión, pasión y totalmente liberador para todos.
La hermosa banda sonora es de Chuji Kinoshita, 木下忠司, hermano del director Keisuke Kinoshita, 木下 惠介, al que he traído anteriormente al blog,con Un amor inmortal - 永遠の人 - Inmortal Love, también protagonizada por Tatsuya Nakadai.

Reparto:

Tatsuya Nakadai (仲代 達矢), Joe 
Ineko Arima, (有馬稲子), Shizuko 
Fumio Watanabe (渡辺文雄), Nishida
Tomo Nagai
Keiko Awaji, 淡路 恵子
Seiji Miyaguchi 宮口 精二
Isuzu Yamada
Eijirō Tōno, 東野英治郎

Masaki Kobayashi

sábado, 9 de enero de 2016

Ryuzo and the seven henchmen 龍三と七人の子分たち - Takeshi Kitano 北野武

Cuando comencé a ser aficionada a las películas de Takeshi Kitano 北野武 (Kitano Takeshi), mi vena feminista aún no había despuntado (soy una contradicción, feminista y enamorada del cine japonés, que no se distingue precisamente por tener en consideración la igualdad de género). Tampoco conocía el Test Bechdel. Éste lo ideó en 1985 Alison Bechdel, y consiste, básicamente, en saber si una película es machista o no. Su medidor es muy sencillo, tiene que cumplir tres reglas: 1) En el film deben aparecer, al menos, dos mujeres; 2) tienen que  hablar entre ellas, en cualquier momento de la película, y 3) la conversación no puede referirse a hombres. Aunque parezca sencillo, pocas son las películas que pasan el test. Cuando eso ocurre, el instituto de cine sueco, les da la calificación A, lo cual significa que la película fomenta la igualdad de género.

Este test no lo ha pasado Start Wars (la trilogía inicial),  Desayuno con diamantes, El gran Lebowski, y un largo etcétera. En el cine de Kitano (¿y en el cine en general?) creo que ni siquiera se oyó hablar de estas cuestiones. No se cumple casi ni la primera regla. Digo casi, porque siempre (más o menos), hay esposas, señoras de compañía, dependientas, amigas, pero en muy poco número y en papeles subordinados a un hombre. Y en la película Ryuzo And The Seven Henchmen 龍三と七人の子分たち (Ryuzo to Shichinin no Kobuntachi) las cosas no han cambiado, a pesar de estrenarse en 2015 y ser Kitano san una  figura políticamente más correcta que hace algunos años. Por tanto, qué tenemos con su último trabajo para el cine, pues, sencillamente, Takeshi Kitano en estado puro, así que, disfruté y disfruté (ahora me está entrando mala conciencia).

No tiene la violencia de las dos últimas películas Outrage アウトレイジ y de su continuación, Outrage Beyond アウトレイジ ビヨンド (de la que espero hacer próxima entrada), pero tiene sus momentos, si bien, se insinúan más bien (supongo que será para que se proyecte en las pantallas americanas), y toda la película está llena de humor, carcajadas incluidas. Ryuzo (Tatsuya Fuji) vive retirado de su actividad criminal. Es mayor y vive con su hijo y la esposa de éste. No parece que le guste esta situación, pero no hay otra, él ya es un anciano y su familia yakuza no existe. 

Sin embargo, en el barrio hay una banda que vive de extorsionar y timar a los más vulnerables. Él, junto a su amigo Masa (Masaomi Kondo), decide reunir a otros colegas de su tiempo. Así se reúnen ocho yakuzas, con ceremonia de sake incluída, a la que previamente habían decidido que Ryuzo fuese el jefe, éste fue el que más puntuación obtuvo en una curiosa suma de crímenes. Así que son, Ryuzo y sus siete secuaces (traducción libre). Es curiosa la conversación que tienen entre ellos en la que hacen la distinción entre ellos, los yakuzas de antes y las bandas de ahora, éstos no tienen códigos de conducta como aquéllos, y les tiene sin cuidado a quienes roban, matan... Otra vez asistimos a un film que nos quiere reflejar el lado romántico del yakuza, una especie de samurái. Pero no más lejos de la realidad, los yakuzas existen y no son precisamente ángeles de la guarda, todo lo contrario. 

A estas alturas, quién se ha dado cuenta de quién es  Ryuzo, Tatsuya Fuji, sí, es el protagonista masculino de El imperio de los sentidos 愛のコリーダ 'Ai no korîda, de Nagisa Oshima y que desde que se estrenó (1976), por lo visto revolucionó el mundo del cine. Creo que en Japón aún está medio prohibida.  Como tengo previsto hablar de todas las películas que he visto en Donostia de este señor, por supuesto que no quedará sin su espacio en este blog tan curioso.

La pareja Kitano - Fuji no ha sito tan explosiva como Abe - Ishida, y por supuesto no ha terminado como en la Corrida del amor, pero ha sido muy divertida. Nos vemos en el cine.
Reparto:
Tatsuya Fuji, 藤竜也
Masaomi Kondo, 近藤正臣 (こんどう まさおみ)
Akira Nakao, 中尾彬 (なかお あきら)
Toru Shinagawa, 品川徹 (しながわ とおる)
Ben Hiura, 樋浦勉 Yoshizumi Ito, 伊藤幸純 (いとう こうじゅん)
Ken Yoshizawa, 吉澤健
Akira Onodera, 小野寺昭 (おのでら あきら)
Ken Yasuda, 安田顕 (やすだ けん)
Kenichi Yajima, 矢島健一 (やじま けんいち)
Atom Shimojo, 下條アトム
Masanobu Katsumura, 勝村政信 (かつむら まさのぶ)
Hisako Manda, 萬田久子 (まんだ ひさこ)
Beat Takeshi (ビートたけし)
Takeshi Kitano
Tatsuya Fuji - Takeshi Kitano
Pero qué estilazo tiene Fuji, ¿qué hay detrás de esa fotografía?, vamos a lucubrar: iba a dar un paseo por el parque, pongamos por el de Shinjuku, le llama Kitano por teléfono y le dice, oye, pásate por la oficina que nos vamos hacer unas fotos de promoción. Ah, bueno, le contesta, voy para allá. De ahí la cara de Kitano, pero este tío, cómo demonios viene con esta pinta. Fuji: te había dicho que estaba dando un paseo por Shinjuku, así que no te quejes!