Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

domingo, 1 de junio de 2014

Confessions of a dog ポチの告白 - Gen Takahashi 高橋玄

Si queréis saber exactamente qué es la corrupción y cómo se pergeña en un país democrático, moderno y potencia económica, ver esta película. Además, disfrutaréis de un peliculón, en todos los sentidos. Por su duración, 3 horas, y porque es excelente. Esta película no ha dejado indiferente a nadie, además, su director acaba de estrenar otra con el telón de fondo del poder judicial, Court of Zeus, ゼウスの法廷 protagonizada por Hijiri Kojima, 小島聖, que entre otras muchas, trabajó en la mítica, Warm Water Under a Red Bridge, 赤い橋の下のぬるい水 (pelicula protagonizada por mi héroe Koji Yakusho, 役所広司), de Shohei Imamura.

Pero de momento, y hasta que nos llegue, hablemos un poco de Confessions of a dog. Gen Takahashi 高橋玄, su director, poca gente le conoce. En Japón está considerado como un director independiente, y por este motivo pudo sacar adelante la película, pues, las autoridades saben que poco público japonés verá el film. Y ha sido así, que si bien, pudo terminarla en 2005, hasta tres años más tarde no fue estrenada en Japón, y creo que aún la película no se puede ver en DVD en el país nipón. Sin embargo, en occidente hemos sido más afortunados, supimos de ella por los festivales de cine, como el de Shinsedai (Toronto) o el de Nueva York, además, de tener un DVD estupendo.

Confesiones de un perro, Cofessions of a dog, ポチの告白 (Pochi no Kojuhaku), es una obra de arte, nos tendrá atrapados durante todo el metraje, siendo su final explosivo y que nos hará levantarnos para blandir la katana y no dejar títere con cabeza.

Takeda (Shun Sugata 菅田俊), es un policía grande y amable; su apariencia y forma de ser le hacen merecer el favor de sus jefes. Éstos le ascienden y él a cambio dará obediencia ciega, será un perro. La corrupción de la que trata la película no es únicamente policial, sino política, judicial, periodística...

Me pregunto cómo puede una sociedad seguir adelante y los ciudadanos no dicen BASTA YA, tal vez, porque como nos dice Takeda en ese monólogo final, a quienes protestan se les elimina. Sería interminable contar uno a uno los excesos cometidos: sobornos, robos, chantajes, torturas, traficantes de drogas, de armas...  Una sociedad que tiene por bandera el honor y el servicio a la comunidad, es difícil imaginarnos que pudiera ser cierto todo cuanto sucede en la película y no haya saltado por los aires. Pero, su director nos asegura que las prácticas de las que habla son ciertas y que si continúan en el tiempo se debe, en gran medida, por la docilidad de sus compatriotas.

Además, del magnífico guión, escrito por el propio director junto a Yu Terasawa, y sus aspectos técnicos, la grandeza de la película reside, fundamentalmente, en su protagonista, Shun Sugata. Este legendario secundario de cerca 1,90 m., en este papel nos ha demostrado su gran valía, ¡qué actor!, magnífico, supongo, que su aspecto físico le ha cerrado las puertas a más papeles importantes, en un país en que las modas mandan que sus protagonistas sean algo más menudos. Creo que la última vez que le vi fue en Outrage Beyond, de Takeshi Kitano (me acabo de dar cuenta que no hice una entrada de esta película). Ha trabajado en bastantes más de cien películas y entre ellas, en algunas occidentales, como en El último samurai y en la saga Kill Bill.

Que disfrutéis de la película
video

Afortunadamente, tenemos a periodistas independientes 
que hacen saltar por los aires aquello que parecía intocable. 
Sin embargo, nada cambiará porque siempre habrá un cabeza de turco, 
alguien que no olvida que es un perro

El Oscar del blog de Cosas de Bara para Shun Sugata
Gen Takahashi (Foto: Stuart Crawford)
Muchos de los negocios se preparaban en los restaurantes, qué envidian me daban, la comida japonesa es muy sabrosa. Así que, unas fotos de algunos de los platos que me sirvieron en mi estupendo viaje a Japón:
A disfrutar del cine y de la comida



2 comentarios:

Sonia Giménez Guzmán. dijo...

Buenas Bara! No sé de qué me suenan muchas de las cosas que dices y que pasan en Japón. Debe ser que la mezquindad es universal. A ver si consigo ver la película y te cuento.
Saludos y un abrazo,

Bara 薔薇 dijo...

Sí, si, Sonia, la mezquindad es universal. Seguro que te va a gustar la película. Un abrazo