Datos personales

Mi foto
Spain
cosasdebara@gmail.com; cosasdebara@hotmail.com

domingo, 17 de junio de 2012

Diario de invierno - Winter Journal - Paul Auster

A mi amigo bloguero José Nuñez de Cela le digo que tenía pensado leer este Diario de invierno cuando se muriera Paul Auster, pero me dice que no, que hay que leerlo ya.

Dicho y hecho, al día siguiente a la librería y a llenarme de este tipo del que leí, más bien... poco. Mr. Vértigo me gustó mucho. Tengo más libros en casa de él, que no leí, yo no los compré, pero bueno, en mi casa están, así que iré echándoles un ojo.

Como no conozco muy bien al autor, no me extenderé, simplemente decir que este Diario de invierno me cautivó, creo que el autor es de esas personas buenas que pululan por el mundo, al menos, es lo que he sentido al leer estos retazos de su vida.

También, hubo dos carcajadas que eché, no digo los momentos para no fastidiar a nadie. Un consejo que le dio su padre sobre los conductores de coche y que hacía muy poco mi amigo Alberto me lo había dado a mi (le llamé para decírselo), lo cierto es que lo aplico y por ahora no tuve ningún problema en mi corta vida de conductora.

En realidad, hay muchos momentos de la vida de este hombre, que los cuenta de tal forma que es como si quien lo estuviese leyendo los viviese, supongo que la utilización de la segunda persona tiene ese efecto. A mi me gustó mucho. Hay sentimientos universales y son lo mismo para hombres que para mujeres, pero supongo que los hombres se identificarán más con algunas de sus experiencias, yo opino, que hay cosas que son más de chicos (yo soy feminista, que nadie lo olvide, pero la evidencia creo que no se puede negar).

Es una lectura que atrapa, una vez superéis el principio y os deis cuenta cómo quiere hablaros, no podréis dejar el libro abandonado, es un libro imprescindible. La traducción corre a cargo de Benito Gómez Ibáñez.

Paul Auster

6 comentarios:

José Núñez de Cela dijo...

Me alegra que te haya gustado y mi recomendación / opinión te haya servido.

Saludos

El Gélido Tolya dijo...

yo intenté meterme en algunos libros de este autor, pero algo tiene que no me engancha. repeticiones de temas, no sé. no me cogió.
igual no tenía yo el momento.
saludos.

Bara 薔薇 dijo...

José,

Estimo mucho tu opinión y ésta sobre el Diario de invierno, lo confirma,
así que, ojo con lo que me aconsejas que me lanzo a la librería y,
según tengo entendido, Rajoy me va a volver a bajar el sueldo.
Chao

Bara 薔薇 dijo...

Gélido,
Aparte de este Diario, que no es una novela, leí Mr. Vértigo (bueno, ya lo cuento arriba),
me atrapó, trata sobre algo que creo que todos queremos, que es volar, sí volar, pero sin el ala delta, tal vez te guste.
Tengo un recuerdo estupendo de ese libro, puede que vuelva a él.
Después de leer el Diario de invierno, este hombre me gusta, esto es, me cae muy bien, así que leeré otro, no se cual, ya veré.
Mata ne

Razonador dijo...

Diario de invierno:
Un libro que no merece alabanzas ni ningún premio.
Escrito desde el aburrimiento existencial.
Compendio de irrelevantes enumeraciones: estancias en sus diferentes lugares de residencia, golpe, heridas y caídas sufridas a lo largo de su vida, las muertes que le han rodeado y sus amoríos.
Desde un punto de vista estrictamente egocéntrico.
Sin entrar en ningún momento en cuestiones políticas, religiosas, filosóficas, existencias, morales ni sociales.
Un texto autobiográfico que he conseguido leer en breve tiempo debido a que no hay nada desagradable en él. Pero que es el reflejo de una mente decadente que mira con miedo su ombligo.
Falta absoluta de poesía, encanto y talento literario.
Tedioso!!
Únicamente recomendable para gente aburrida sin otra alternativa.

Bara 薔薇 dijo...

Hola Razonador,
Te doy la bienvenida y muchas gracias por el comentario.

Comentario que me resulta difícil de responder, a estas horas la temperatura está subiendo que da gusto
y parece que se va cumplir, este infame gobierno volverá a bajarnos el sueldo.

No seré quien defienda a Auster, que poco le conozco, pero un diario es eso, enumeración,
yo lo tenía de niña y ponía, por ejemplo, “a las 12 tuvimos clase de gimnasia y Laura me dijo que estaba muy flaca. A las 5 fuimos al cine…”. Otra cosa es que nos parezca interesante la vida de otro.
Bueno, te reconozco un poco de rollo y lo de ser políticamente correcto, esto sí me llamó la atención, por ejemplo, creo que solo se fue de señoras p… en París y no en NY que es delito.

Sea como sea, creo que hay que leerlo, está muy bien escrito y nos da la oportunidad de conocerle.
Saludos,
Bara